Quiénes somos

INDUMENTARIA TÉCNICA es una empresa con 25 años de trayectoria en la fabricación de prendas para trabajos especiales y calzado de seguridad. Su constante estudio de los productos demandados en el mundo por los más exigentes ambientes de trabajo hace que nuestra empresa SE ENCUENTRE A LA VANGUARDIA en desarrollos tecnológicos en prendas de protección personal.

Así surgieron sus líneas térmicas con telas de la mejor calidad, con certificaciones de acuerdo a las normas que correspondan. Ignífugas fabricadas con algodón 8 onzas con procesos que superan los 100 lavados o tela ignifuga con tejidos a base de aramida resistente a las llamas. También están las líneas de prendas antiestática con fibras de carbono, alta visibilidad, hemorepelente, membrana respirable con 10 mil mm. de columna de agua y su último desarrollo de equipos de bombero certificado en EE UU según las normas NFPA y prendas aluminizadas de protección contra metal líquido, o equipo minero de cordura respirable.

En cuanto al calzado de seguridad certificado, INDUMENTARIA TÉCNICA se ha puesto a la altura de las mejores fábricas con la incorporación en el año 2013 de una inyectora P.U. BIDENSIDAD de 32 estaciones, bajo controles de calidad que superan las normas IRAM.

Con modelos vistosos que hacen más cómoda la jornada laboral, abarcamos una amplia gama de necesidades: el clásico botín prusiano como el francés, bota petrolera, borceguí táctico, con corderito, zapatilla de seguridad, entre otras variantes.

Hoy somos los líderes gracias al producto excelente que fabricamos, tanto en calzado como en ropa térmica, tecnica y por el grupo humano -que es el capital mayor que tiene la firma- que lo lleva adelante. Todos los integrantes somos parte de una gran familia ya que hemos ingresado en la empresa recomendados por alguien.

Amor y pasión en lo que se hace. Esta visión inculcada desde el origen por su fundador, Sergio Paz, a cada uno de sus más de cien integrantes hace que INDUMENTARIA TÉCNICA trascienda la visión empresaria a una visión de compromiso social.

Trabajar en INDUMENTARIA TÉCNICA significa un desafío, es ser parte de un proyecto ambicioso que tiene como misión abastecer a la mayor cantidad de individuos con el mejor producto y brindar el mejor servicio.

“Queremos que cada trabajador pueda terminar su tarea con el menor cansancio posible, para que al volver a su casa, pueda disfrutar su vida familiar". A largo plazo, esta filosofía genera mayor productividad.

Como bien sabemos, los elementos de protección personal (EPP) resultan un aliado indispensable y obligatorio para el desarrollo de determinadas tareas. La ausencia de ellos, además de convertirse en una inobservancia legal reprochable, representa un riesgo para el trabajador.

Los valores de la compañía, más el amor y la pasión por lo que hacen los lleva a estar sujetos a ciertos lineamientos y exigencias propias del rubro. En este sentido, es sabido que tanto a nivel nacional como internacional existen organismos y normas relacionadas con los procesos productivos, procedimientos y la gestión de la calidad. Estar apegados a estos sistemas de estandarización es esencial para INDUMENTARIA TÉCNICA.

En este marco y sobrevolando someramente el tema, es importante recordar que la resolución 299/11 de la Superintendencia de Riesgo de Trabajo es la que reglamenta la provisión de los elementos certificados. Esta última condición garantiza a los usuarios un estricto control y seguimiento, arrojando como resultado una óptima protección.

Por ello, visualizar en los cascos, el calzado de seguridad, los guantes de seguridad y en la protección ocular el sello S más el de la entidad certificadora (IRAM o UL) es sustancial, ya que es una forma de verificar que los EPP han respetado las normativas vigentes.

Por último, es interesante resaltar que para INDUMENTARIA TÉCNICA también es muy importante apostar a la capacitación. Suponen que es necesario profesionalizar la venta de la seguridad industrial ya que sería la mejor forma de evitar accidentes.

Si se puede prevenir no es un accidente, sólo tenemos una vida y hay que cuidarla.